Inicio > Viajar a Italia > Milán > Lo que iba a ser una guía de Milán y terminó siendo una guía de Lombardía

Lo que iba a ser una guía de Milán y terminó siendo una guía de Lombardía

Guía de Milán Coco Dávez easyJet

Realizar un viaje supone mucho más que coger un avión easyJet y desplazarnos a otro destino. Estar en contacto con otra cultura es una auténtica revolución para todos nuestros sentidos, un shock visual, olfativo y gustativo que nos obliga a reflexionar, apreciar y valorar otros puntos de vista distintos. Viajar es una vía de escape de lo cotidiano que nos ayuda a comprender que el tiempo no transcurre de igual manera en todos los lugares. Hoy os proponemos un viaje sensorial a Milán donde la artista Coco Dávez nos invita, a través de sus textos y sus fotos, a conocer la Lombardía y, sobre todo, a saber apreciar el momento.

Viaje a Milán a través de la mirada colorida, alegre y vivaz de Coco Dávez

Los días previos al viaje recuerdo que estaba muy expectante por lo que me iba a encontrar en esa ciudad en la que nunca había estado. La comidilla general era que Milán lo que se dice bonita, no era y a mí basta que me digan esto para que penetre la mirada bien a fondo en el objetivo. Milán tiene algo que muy pocos tienen, y es ese preámbulo estratosférico que hace que sobrevueles Los Alpes a modo de aperitivo antes de la bienvenida, superando el mejor Aperol Spritz bajo el sol.

avión easyJet sobre los Alpes - Coco Dávez

Al aterrizar en Malpensa tuvimos claro que el segundo medio de transporte para llegar al corazón de la ciudad sería el tren, porque los trenes siempre te transportan a una especie de trance místico y además, que lo primero que pises sea la Stazione Centrale es entrar por la puerta grande, y nunca mejor dicho.

El motivo de mi viaje fue para asistir por trabajo al Salone del Mobile, la semana del diseño de Milán, por lo que llevábamos una larga lista de planes por hacer, pero lo que no sabíamos es que nos esperaba una ciudad abarrotada de gente y con casi todos los sitios que queríamos visitar con un cartel colgando de “chiuso da un evento privato”, así que aunque al principio nos hizo venirnos un poco abajo, reconozco que hay algo que se nos da muy bien, ir a la búsqueda de un plan B, plan B que fue surgiendo mientras caminábamos sin rumbo por la gran ciudad.

viaje a milán con easyJet y coco davez estacion de trenes

Y es aquí cuando te das cuenta de que a veces el mejor plan es la improvisación, porque hace que pierdas esa presión que genera “F.O.M.O.” (siglas de Fear of Missing Out, o lo que es lo mismo “miedo a perderse algo”) esa sensación que a muchos nos invade cada vez que viajamos, el querer verlo absolutamente todo, no vaya a ser que llegues de vuelta a tu ciudad y alguien te diga: “No fuiste a tal??”, “Por supuesto habrás ido a…” ,“Probarías la mejor milanesa de Milán en … no??”. Pues cuando parece que todo se pone en tu contra y no puedes hacer check en tu lista, quizás es lo mejor que te puede pasar, hará que llegues a lugares desconocidos para muchos y totalmente maravillosos e insospechados.

coco davez viaje milan con easyJet

Como por ejemplo Villa Necchi, una de esas majestuosas villas italianas con una diferencia particular, en esta puedes entrar. Di con ella buscando información sobre uno de mis directores de cine favoritos, Luca Guadagnino. Aquí el director de Palermo rodó su película “Io sono l’amore”. De mis ojos salieron estrellas cuando leí que podríamos merodear por aquellos pasillos, sentarnos en el bordillo de la famosa piscina o bajar por la maravillosa escalera por la que bajó la gran Tilda Swinton. Y si vuelvo, desde luego volvería a la misma hora, esa hora en que la luz del sol baña toda la casa y el jardín, haciendo que las sombras se alarguen y los colores se vuelvan de una calidez cromática insuperable.

coco davez viaje a milán con easyjet Villa Necchi

Uno de los barrios por los que más paseamos, fue Brera. Un distrito que reúne lo mejor del diseño, la moda y el arte; y en el que encontramos las tiendas más variopintas y especiales de toda la cuidad, desde un anticuario llamado “Il Segno del Tempo” en el que podías bucear entre minerales preciosos y esculturas de anatomía a bastones revolver o pipas talladas con figuras de toda la fauna y flora imaginable.

También podéis encontraros con “F. Pettinaroli & Figli” para amantes de la cartografía. Otra de nuestras favoritas, “il Cirmolo”, donde posiblemente se encuentren los rótulos y neones antiguos más bonitos de toda Italia. Y para locos de las bellas artes, una de las joyitas del viaje, la tienda de pinturas “Cesare Crespi di Massimo Morlacchi”.

Un sitio que sí pudimos tachar de la lista fue La Triennale di Milano. Museo construido en los años 30 y que a día de hoy reúne lo mejor de arte y diseño de todo el mundo. Aunque tengo que decir que mi zona favorita fue el jardín, donde puedes ir a pasar la tarde tirado en el césped leyendo, pintando o simplemente viendo el partido estático de pelota que se disputa en la piscina entre flotadores con forma de cisne.

 

coco davez viaje a milan con easyjet triennale di mialno

Si algo abunda en Italia no es la pasta, son las iglesias, y puesto que Milán es una ciudad muy turística, decidimos descartar las míticas y decantarnos por una que a priori puede sonar un poco siniestra pero que, estoy segura de que os encantará.

Se trata de la Iglesia de San Bernardino alle Ossa. Una capilla construida en 1679 sobre un antiguo hospital al que iban a parar los restos de los muertos por peste y cólera, así que con tanto hueso por aquí y por allá, decidieron construir este osario donde podréis ver un inmenso mosaico de calaveras, vertebras y algún que otro fémur. Y por favor, no os perdáis ni uno de los detalles de la impresionante pintura al fresco de su bóveda.

Por supuesto con los restaurantes nos pasó lo mismo, no pudimos degustar ninguna de las selectas recomendaciones que nos habían hecho, así que decidimos elegir aquellas Trattorias u Osterias que se cruzaban en nuestro camino, que parecían sacadas de una película de Fellini.“La Carbonaia” si queréis un buen plato de carne.“Trattoria Aurora” si queréis algo más romántico.“La Tradizionale” para un cóctel a media tarde en su jardín y a medianoche, sin duda, la terraza del “Ai Tre Morsi”, en el centro histórico. Y sí no siempre podéis pedir una tabla de antipasti y formaggio en cualquier lugar, que seguro estará riquísima, o comprar un rico panzerotti en “Luini” y sentaros a comerlo en cualquiera de las bonitas plazas de alrededor.

coco davez viaje a milan con easyJet comida italiana

Y lo que os aseguro que os dirá todo el mundo, es que no seáis el típico turista en Milán, pero oye, ser un poco turista siempre está bien. Así que no os perdáis ninguno de los paseos por La Plaza del Duomo, La Galleria Vittorio Emanuele II, La Scala vista al lado de la estatua de Leonardo Da Vinci mientras un tranvía pasa a toda velocidad o la plaza de Maria Callas. Si tenéis carnet, no dudéis en hacerlo en moto al anochecer.

coco davez viaje a milan lomardia 1

Pero un momento, porque uno de los mejores planes que puedes hacer en Milán es dejar atrás Milán. Si algo bueno tiene la región de Lombardía es su increíble Lago Di Como, a menos de una hora de la ciudad. Es muy posible que este sea uno de los lugares más ídilicos en los que haya estado jamás. Un espéctaculo de fábula en el que destellos en el agua, golondrinas, avionetas acuáticas, barcas, casas de ensueño, altas montañas y una bruma celeste que inunda el lago, se mezclan en él.

El lago es muy grande por lo que estos son los pueblitos que pudimos ver. Decir que cada cual superaba el anterior: Torno, quien nos recibió con un vino casero y una tabla de quesos y bresaola a unas horas en las que pensábamos que ya nadie nos daría de comer, porque en Lombardía llevan horario europeo para comer. Brienno, donde nos alojábamos, un pueblo de no más de 100 habitantes que únicamente contaba con la pizzería. “Birimbo”, resultando ser el mejor lugar donde comimos en este viaje. Además del cementerio más bello que he visto en mi vida, vestido de velas y flores frescas en cada rincón. También os recomiendo recorrer el lago por la orilla desde Tremazzo hasta llegar a Lenno y ahí coger el ferry hasta Bellagio. Subid cada una de sus escaleras entre casas ocres, naranjas y rosas hasta llegar a la punta del pueblo donde encontraréis un jardín desde el que contemplar una preciosa puesta de sol con Los Alpes nevados de fondo.Para los apasionados de los coches, Lago Di Como es un museo.

coco davez viaje a milan lago di como

Por el paseo no sabrás si estás en una película de Wes Anderson o en una en la que la banda sonora la pone Ennio Morricone.

Y antes de despediros de Como, subid a Brunate en el funicular para ver las vistas aéreas del lago.

Y si sois unos románticos como nosotros, a una hora y media de Como tenéis Las Cascádas de Serio en Bérgamo, otro de los lugares favoritos de, una vez más, Guadagnino. Tanto las montañas como la ciudad fueron dos de nuestras paradas más sorprendentes del viaje.

coco davez viaje a milan con easyjet montañas bergamo

Y por favor, despediros de esta ruta con un buen amaretto con hielo y con “Love My Way” de The Psychedelic Furs. Aunque en realidad no quiero crearos “F.O.M.O.” de verdad que no, así que improvisad, jugad, perderos por la ciudad y descubrir sitios a los que yo nunca llegaré.

Fotos y textos originales de Coco Dávez.
¿Quieres tener la guía en PDF? Haz clic aquí.

Concurso viaje a Milán con easyJet – Coco Dávez

¿Sientes verdadero F.O.M.O (fear of missing out)? No solo queremos contarte lo mejor de un viaje a Milán y visitar la Lombardía, queremos que lo vivas en primera persona. Por este motivo easyJet y la artista Coco Dávez sortean un vuelo ida y vuelta a Milán desde cualquier aeropuerto español de easyjet*.

Participar es muy fácil, tan solo tienes que:
1) Seguir la cuenta de Instagram de easyJet @easyJet_esp
2) Seguir la cuenta de Instagram de viajes de Coco Dávez @feelthefomo
3) Deja un comentario en este post indicando qué es lo que más FOMO te causa cada vez que vas a hacer un viaje.

Puedes participar en el concurso hasta el martes 15 de mayo a las 23:59h. Consulta aquí las condiciones de participación aquí*.

¡Ya tenemos ganador@!

Muchas felicidades Ana.0077! Eres la ganadora de un vuelo ida y vuelta a Milán desde cualquier aeropuerto español de easyjet*. Por favor, ponte en contacto con nosotros lo antes posible al email: easyjet@tinkle.es

Gracias a todos por participar.

 

Acerca del autor

Escrito por

easyJet es la aerolínea nº1 en Europa ya que tiene una presencia líder en el top 100 de rutas europeas más importantes y está presente en 50 de los aeropuertos más grandes de Europa. Ofreciendo los vuelos más baratos en los principales aeropuertos, easyJet opera más de 650 rutas en 137 aeropuertos en 34 países. Más de 300 millones de europeos viven a menos de una hora en coche de algún aeropuerto de easyJet, más que cualquier otra aerolínea. easyJet opera diariamente en España más de 90 vuelos en 128 rutas de 15 aeropuertos españoles. easyJet ofrece un servicio de calidad a un buen precio, lo cual se traduce en una opción intelegente.

Posts Relacionados

40 Respuestas

  1. Aquello que me causa más FoMo antes de un viaje, es que se me escape cualquier foto por hacer y subir a Instagram, ya que siempre que viajo voy con el planning mental de las fotos que me gustaría hacerme.

    Reply
  2. No hay nada que de más FOMO que llegar tarde al destino cuando tus amigos ya han llegado y no dejan de comentar que el primer día fue el mejor de todos!

    Reply
  3. En mi caso, lo que más F.O.M.O. me produce al viajar es no tener tiempo de ver un museo al completo. No ser capaz de observar sus cuadros el tiempo suficiente para divagar en sus pinceladas, o que los minutos sean insuficientes para contemplar históricas esculturas. Eso es lo que más miedo me da perderme: el arte de un lugar en concreto. Gracias por el artículo y el sorteo!

    Reply
  4. Lo que más F.O.M.O me causa cuando me voy de viaje es perderme ese rincón especial de la ciudad o del sitio, ese que no sale en las típicas guías de turistas pero que es importante ver también.

    Reply
  5. Tengo FOMO…FOMAZO a perderme los sabores del destino. “Allí donde fueres prueba lo que vieres.

    Reply
  6. Siempre pienso que me quedare sin bateria para coger el vuelo

    Reply
  7. Desaprovechar el lugar para conseguir una foto bonita, y dejar que sea una más. Las fotos han de hablar!
    Muy guai el post 🙂

    Reply
  8. Lo que más F.O.M.O. me causa es haber sacado un pasaje de vuelta de alguna ciudad y justo en ese momento, descubrir que me falta pasear por algún lugar bellísimo y no tener el tiempo!

    Reply
  9. Lo que mas me da FOMO en un viaje, es que si no viajo con mi madre, pienso en todas las cosas lindas que yo estoy viendo y que ella se está perdiendo. Aunque también me da FOMO no poder tomar fotos (la última se me cayó el movil al mar) creo que esto te hace apreciar lo que ves de una manera muy distinta

    Reply
  10. Pensar q los días no son suficientes para verlo todo…

    Reply
  11. Me da auténtico FOMO no haber visto algo “típico” de la ciudad que todo el mundo va a ver. Soy algo desastrico y cuando viajo voy sobre la marcha. Me gusta pasear, mezclarme entre la gente, perderme por las calles, y si escucho música voy a ver de donde viene, aunque no esté en la ruta. Gracias a eso he conocido rinconcitos muy pintorescos.

    Reply
  12. Lo que más FOMO me da cuando voy a viajar es dejarme lugares y rincones preciosos sin descubrir y sobre todo enamorarme tanto del sitio que aún no me haya marchado y ya esté deseando volver

    Reply
  13. Lo que más FOMO me da es saber que cuando ya haya vuelto voy a descubrir cosas nuevas del lugar en el que he estado y me lamentaré de lo que me perdí!

    Reply
  14. Lo que más FOMO me da es quedarme dormida porque no me ha sonada la alarma y no poder visitar todos y cada uno de los sitios que tenía planeado.

    Reply
  15. Lo que más F.O.M.O. me provoca es no haber ido a ese restaurante costumbrista que me recomendaron y que estaba en una calle medio escondida….

    Reply
  16. Quedarme dormido y no coger el vuelo, no poder llegar a uno de estos rincones de un lugar llamado mundo para disfrutar, conocer, ver y oler otra cultura, otras vivencias. Apreciar desde otro punto de vista la vida. Conocer su gente y sentir.

    Reply
  17. Lo que más FOMO me da antes de un viaje es que no suene la alarma y perder el avión y después de un viaje darte cuenta que no le has podido exprimir todo el ” jugó” por “y” o “z” .

    Reply
  18. Lo más FoMo cuando viaje es no poder hacerme La foto más chula porque mi novio no quiere posar conmigo 😔

    Reply
  19. Lo que más FOMO me provoca es el pensar que no voy a poder ver todas las cosas a ciertas horas concretas del día. Cuando visito un lugar me gustaría ver el atardecer desde más sitios que días tengo para visitar

    Reply
  20. Mi mayor FOMO es perderme los sabores más característicos del lugar y sus atmósferas más mágicas

    Reply
  21. Sin ninguna duda, una de las cosas que peor me sabe cada vez que viajo por primera vez a un sitio, es que por el simple hecho de sentir que debo verlo todo me pierdo la gracia de vivir la ciudad, de fusionarme con sus gentes y costumbres, de mirar desde una cafetería atentamente el ruido o la calma de aquel lugar que visito. Intento que no me pase peeeeero casi siempre cometo el mismo error.

    Reply
  22. Lo que más FOMO me causa son las actividades que se pueden realizar en los distintos lugares, las rutas, los senderos, los paseos en barco, en canoa…

    Reply
  23. Lo que más miedo me da cuando me voy de viaje, es quedarme sin batería en el mobil o en la cámara de fotos!

    Reply
  24. Tengo mucho “FOMO” perder el vuelo por cualquier atasco o olvidarme el pasaporte. Siempre reviso las cosas mil veces ! Soy un poco maniático …

    Reply
  25. Lo que más FOMO me da cuando me voy de viaje es saber que esos pocos días no serán suficientes para meterme en las venas de la cuidad y vivirla desde dentro como los lugareños. Quiero ser local en todos y cada uno de los lugares que visito.

    Reply
  26. Lo que más FOMO me da es no poder ver todo con el detalle que me gustaría en un viaje o perderme cosas y descubrirlas una vez que ya he vuelto!

    Reply
  27. Lo que más FOMO me da es… ¡perderme monumentos representativos por encontrarse bajo andamios! Puede planearse un viaje para (intentar) no perderse nada, pero ante las restauraciones y el mantenimiento de monumentos no hay nada que hacer. Pero siempre es la excusa para volver y ver, sin andamios, lugares como el Big Ben de Londres, el reloj astronómico de Praga o la Catedral de Santiago de Compostela (¡todos ellos casos reales de mis últimas vacaciones!).

    Reply
  28. Lo que más F.o.m.o me da és encontrarme momunentos en restauración, que llueva el día que lo tenías todo planeado o no enganchar bien los horarios de los museos.
    🍀🌸🍀🌸🍀🌸🍀🌸🍀

    Reply
  29. Lo que más FOMO me da es descubrir después del viaje algún dato interesante sobre algún sitio que podría haber visitado durante mi viaje, por eso es imprescindible la búsqueda previa en wikipedia 😉
    Ya he hecho los deberes con Milán así que no me perderé visitar la piazza San Sepolcro, lugar clave en la historia del Fascismo Italiano.

    Reply
  30. El mas F.O.M.O me da que no ocurra nada importante y tener que cancelar el viaje. El resto no me importa, siempre me lo paso bien.

    Reply
  31. Sin duda el peor F.O.M.O. es tener F.O.M.O. y, encima, ser consciente de ello jajaja obsesionarte con la “super foto” que has de hacer, tener una lista infinita de imprescindibles para un viaje que sabes que es más bien exprés. Gran parte F.O.M.O. lo provocan las redes, la nueva fiebre de instagram. Esperemos que pronto aparezca el antídoto para que podamos VIVIR los viajes, no documentarlos.

    Reply
  32. lo que me causa más FOMO es no llegar a probar la comida más típica y más rica de cada sitio.

    Reply
  33. Lo que mas me da FOMO en un viaje es no encontrar lugares especiales donde tomar las mejores fotos!

    Reply
  34. Aparte de lo que más FOMO da a casi todas las personas, perderse lo más representativo, comer lo más tradicional, no encontrar un rinconcito especial o encontrarse con algo cerrado… lo que me da mucho miedito, es ponerme enferma en mitad del viaje o algún acompañante y no poder seguir disfrutando de él, ahí ya si que te pierdes todo. De momento no nos ha pasado, cruzo los dedos!✌

    Reply
  35. Mi FOMO es llegar al lugar y no tener tiempo suficiente para inmortalizar cada detalle en mi retina, y en cada sentido, de modo que cada vez que lo recuerde afloren cada uno de los pequeños estímulos que cada sitio evoca.

    Reply
  36. Lo que más FOMO me da es saber que no podré visitar algún lugar por estar cerrado en las fechas de mi viaje… Nooo ¡Socorro!

    Reply
  37. Lo que más FOMO me da es no tener tiempo suficiente para visitar todos los rincones y disfrutar de todo lo que me ofrece cada viaje!!

    Reply
  38. ¿FOMO? Cuando a mitad de viaje se te estropea la camara de fotos! Oh noooo

    Reply
  39. Mexda FOMO volver a casa y enterarme de que existía un lugar súper chulo que yo no he visitado!

    Reply
  40. Mi FOMO es cuando busco un sitio que me han recomendado mucho ¡y soy incapaz de encontrarlo! Por suerte, preguntando de llega a cualquier sitio.

    Reply

Comenta esta entrada

Síguenos

  • youtube
  • flickr