Inicio > Blogs para viajeros > Viaje a Cerdeña, la isla turquesa del Mediterráneo

Viaje a Cerdeña, la isla turquesa del Mediterráneo

Hay destinos que, por mucho que te los cuenten, tienes que verlos para creértelos. Cerdeña es uno de ellos. Si eres de los que todavía piensa que las islas desiertas con playas vírgenes de aguas turquesas, arenas blancas y veleros de ensueño ya solo existen en las películas, abróchate el cinturón y desconecta tu móvil, porque despegamos rumbo a Olbia.

Santa Teresa di Gallura, donde el cielo se une con el mar

Estamos en Santa Teresa di Gallura, un pueblecito situado en el punto más al norte del mapa de Cerdeña que todavía conserva el encanto típico italiano de los antiguos pueblos pesqueros y donde parece que no haya pasado el tiempo desde la última vez que se celebró la verbena de verano en su plaza principal. Pasear por sus calles peatonales y cerradas al tráfico a partir de las 9 de la noche cada tarde es una delicia, y más todavía es la sensación de saborear esa Italia del siglo pasado y sentarse en su cine de verano sintiéndote como el protagonista de Cinema Paradiso. Es uno de esos lugares donde, aunque parezca increíble, el progreso y las nuevas tecnologías todavía no han dejado su huella. Sus habitantes se levantan muy temprano cada mañana para contemplar el inmenso azul del mar y divisar Córcega desde los balcones de sus ventanas llenos de adelfas y buganvillas de colores.

Los pequeños detalles

Es mi segunda visita a la isla. La primera vez fue para explorarla, en esta ocasión me toca saborearla y fijarme en el detalle más insignificante, ese que hace que la vida resulte apasionante hasta su último minuto. Las sandalias hechas a mano por el zapatero de toda la vida, un hotel abandonado desde el que se ve una de las puestas de sol sobre el mar más bonitas de la isla o la travesía en ferry por el estrecho de Bonifacio son algunos de los secretos mejores guardados de este lugar en el que, como dicen sus habitantes, el cielo se une con el mar cada atardecer para recordar que todavía existe el paso del tiempo, en algún lugar lejano de allí. Uno de mis mejores descubrimientos en esta visita es el Hotel Corallaro, situado en la playa Rena Bianca y desde el que se puede llegar al pueblo caminando.

Las playas de Cerdeña

Navegando por el archipiélago de La Maddalena, una de mis travesías preferidas de Cerdeña, descubrimos a bordo del Caprera One con mi buen amigo Carlo (originario de un pueblecito del norte de Milán y que pasa sus veranos en el puerto de Palau) algunas de las playas más increíbles que he visto nunca: la famosa playa Rosa, conservada celosamente por los sardos como uno de sus tesoros más preciados y cuya arena se ha teñido de un rosa suave y pálido debido a los microorganismos endémicos de la isla de Budelli, en la que también se encuentra la cala de las Piscinas, con un color azul turquesa de ese que si te lo cuentan antes no te lo hubieses creído nunca. Mención aparte merece la playa de La Pelosa y Las Salinas en Stintino y Capo Falcone, un decorado de película que me podría pasar mirando horas y horas si ese paso del tiempo que parece inexistente me lo permitiese. O la cala Goloritzè y cala Mariolu en el golfo de Orisei, otra de las mejores travesías del norte de la isla.

 

Turismo cultural milenario

Y si prefieres el turismo monumental al de sol y playa, Cerdeña es también una gran desconocida. Poblados casi recién descubiertos por los arqueólogos europeos se juntan en la región de Nuoro, de camino hacia el interior de la isla. Uno de los más llamativos es el de Sierra de Orrios, S’Ena ‘e Thomes y Tiscali, en la carretera que va hacia Olbia desde Dorgali, donde se concentra un poblado de nuraghes, la construcción típica sarda, rodeada de mirto, otro gran bien preciado de la isla con el que los sardos elaboran licor y jabón.

Lo dicen de Roma, pero de momento este verano me quedo en Cerdeña. Non basta una vita.

 

Le quiero dedicar este post a mi madre, una de mis mejores compañeras de viaje y con la que he tenido la suerte de poder disfrutar este itinerario que ha hecho posible Easyjet.

Escrito por: Doris Casares, editora de www.3viajesaldia.com

Acerca del autor

Escrito por

easyJet es la aerolínea nº1 en Europa ya que tiene una presencia líder en el top 100 de rutas europeas más importantes y está presente en 50 de los aeropuertos más grandes de Europa. Ofreciendo los vuelos más baratos en los principales aeropuertos, easyJet opera más de 650 rutas en 137 aeropuertos en 34 países. Más de 300 millones de europeos viven a menos de una hora en coche de algún aeropuerto de easyJet, más que cualquier otra aerolínea. easyJet opera diariamente en España más de 90 vuelos en 128 rutas de 15 aeropuertos españoles. easyJet ofrece un servicio de calidad a un buen precio, lo cual se traduce en una opción intelegente.

Posts Relacionados

Comenta esta entrada

Síguenos

  • youtube
  • flickr